TÓMATE EN CUENTA

Nos pasa a menudo, que ante un error, nos tratamos muy mal a nosotros mismos, usando el látigo sin piedad para con nosotros y si el error lo comete hijos, amigos, parejas, padres, decimos: “tranquilo, no pasa nada”, entonces qué nos pasa, que la compasión sabemos aplicarla para los otros más que para nosotros mismos y la autocompasión la tenemos olvidada. Realmente la compasión y la autocompasión son actos de amor para con los demás y también para con nosotros mismos.

Las mujeres somos expertas en castigarnos, por cómo resolvemos nuestros asuntos, por nuestro aspecto y entramos en la crítica y la autoevaluación constante de nosotras, dando paso a una espiral de pensamientos negativos acerca de ti y tus vivencias, que te hace perder tu poder.

Mi propuesta es “ser autocompasiva” “tenerte en cuenta”, “hacerte presente para ti misma”, te propongo varias acciones para comenzar a amarte:

  • Se compasiva contigo, acepta como eres, reconoce el esfuerzo diario que realizas en tu experiencia de vida. Utiliza palabras amables y positivas para hablarte.
  • Mímate, hazte mimos, cariños, regalos, ten presente que lo más importe de tu vida eres tú: Tú eres el Amor de tu vida. Practícalo.
  • Ante un error con otros, pídete disculpas a ti primero, date las palmaditas en el hombro antes de pedir disculpas a los demás, eso es después.
  • Abandona la crítica y el castigarte a ti, eso empeora cualquier situación que vivas o estés experimentando y a menuda te castigas comiendo, comprando compulsivamente y un largo etcétera, todo para no tomar conciencia y actuarcontigo con compasión. ¡Atenta a tu pensamiento crítico para contigo!

¡Si no reconoces tu luz tampoco puedes ver la de los demás!

¡Si eres cruel contigo al cabo del tiempo también serás cruel con los demás!

2017-01-03T18:54:06+00:00

Déjanos tu comentario